Como profesional de la industria de viajes, una de las preguntas más frecuentes que recibo es “Walter, ¿cuándo es el mejor momento para comprar mi boleto? ¿Me espero o lo compro ya? Al no contar con una bola de cristal y considerando que si existe algo sumamente impredecible es el comportamiento tarifario de las líneas aéreas a nivel mundial es que he decidido escribir estas líneas. El propósito de mi post en este blog es educar y explicar de la forma más adecuada posible, cual es el mejor momento para comprar un boleto aéreo.

Lo básico – Temporadas.

Posiblemente han escuchado decir que las tarifas aéreas están baratas porque es temporada baja o que las tarifas aéreas están caras porque es temporada alta. ¿Pero cómo definimos eso?

Se los voy a poner de esta forma. Temporada alta es cuando todo mundo quiere viajar a un país o a una región geográfica en específico porque algo especial pasa en esa región en un período de tiempo.

Están las obvias: en Semana Santa, todos aquellos que no tienen vacaciones anuales y solo las pueden tomar cortadas, tratan de aprovechar para salir del país. Entonces la demanda por espacio en los aviones es tanta que muchas veces los vuelos salen completamente llenos, sobre todo durante el fin de semana anterior y posterior. Semana Santa es la peor semana para viajar pues toda la gente en toda Latinoamérica quiere irse de vacación. ¿Qué es lo que primero llenan? Todos los resorts de playa: Cancún, Punta Cana, Miami y similares se llenan con muchos meses de anticipación.

Vacaciones agostinas, y eso solo afecta a nuestro país, y aunque es a menor escala que Semana Santa ya que no está toda Latinoamérica tratando de viajar, puede ser complicado conseguir espacio para ciertos destinos en fechas clave.

Xmas season

Lo más obvio: Navidad y Año Nuevo. Normalmente tenemos a nuestros hermanos lejanos que llenan los aviones entre el 01 al 23DIC viajando de Estados Unidos para El Salvador o entre el 02 al 16ENE viajando de regreso hacia Estados Unidos. Ahora bien, Navidad y Año Nuevo es la temporada alta a nivel mundial pues TODO mundo quiere viajar.

Otras temporadas: el verano europeo es muy solicitado y los meses de julio y agosto se llenan con mucha anticipación.  Lo mismo pasa con el verano austral entre noviembre y enero, con el agravante que además es Navidad.

Fechas específicas como Thanksgiving atrae a muchas personas desde El Salvador, así como muchos otros feriados de ley.

¿Cual es entonces la temporada baja?

Es cuando la gente no viaja porque no tiene vacaciones o alguna celebración en especial. Esto nos deja normalmente los meses de febrero, mayo, septiembre y octubre. Pero no siempre ponen especiales de aerolínea para incentivar que la gente se sienta atraída a viajar por un precio barato. Acá viene una cosa muy importante que debemos comprender.

¿Qué es exactamente el Revenue Management?

En español se le dice “control de ingresos”.  Hasta la década de los 80´s en los aviones habían dos tarifas: Primera Clase y Clase Económica. Las líneas aéreas estaban reguladas. A mediados de los 80´s, en Estados Unidos se abrió la industria a la libre competencia y entonces eso generó el grado de complejidad que tenemos hoy en día.

El Revenue Management determina cuanto va a costar un boleto aéreo en una temporada específica y en un avión específico.

Revenue Management

Cada aerolínea cuenta con analistas que todas las semanas están monitoreando el comportamiento de cierta cantidad de vuelos en un período de tiempo. Los precios los determina la oferta y la demanda en dichos períodos.

Por ejemplo, un analista determina que los vuelos hacia La Habana están muy vacíos y que quieren incentivar que se venda con anticipación. Entonces vienen y ponen un especial, que no es nada más que un precio rebajado de lo que tienen en ese momento. Normalmente le ponen una fecha límite de compra para incentivar que se incrementen sus ventas en esa ruta y en esos vuelos. Aparte, ponen restricciones para que dichas tarifas baratas no puedan ser usadas en temporadas altas o en algunos feriados, pues ya los analistas saben que esos aviones eventualmente se les van a llenar, lo vendan al precio que lo vendan.

Acá agreguemos un grado más de complejidad… Que la aerolínea tenga un especial de 199.00 dólares ida y regreso a Bogotá, no implica que todos los asientos del avión cuestan 199 dólares para ese período de tiempo.

Supongamos que un avión tiene 150 asientos disponibles para vender. El analista posiblemente determinó que dentro de ese avión solamente van a permitir a 10 personas que viajen con la tarifa en especial… A todas estas hay muchas otras tarifas vendiéndose al mismo tiempo. Hay tarifas que requieren estadía mínima de un sábado para obtener un precio barato. ¿Saben porqué? Básicamente para que el mercado corporativo de negocios que normalmente vuela lunes y regresa viernes porque va de trabajo no tenga acceso a esos precios baratos. Las líneas aéreas tienen bien medido que las corporaciones están dispuestas a pagar más con tal que sus ejecutivos no tengan que pasar el fin de semana lejos de su familia.

¿Pero cómo me afecta eso a mí? Si en ese avión de 150 personas, uno quiere volar de viernes a lunes para pasar un fin de semana en San José, y 12 ejecutivos decidieron volar esa misma semana de lunes a viernes, regresando el viernes en el vuelo que queríamos tomar, pues ocuparon 12 espacios, pero esos 12 espacios se descuentan del inventario global de ese vuelo. Es decir, los 10 espacios en especial ya no van a estar disponible pues el avión ya no tiene los 150 espacios disponibles. Alguien más pagó mucho más y agotó esos espacios. A medida que van llenando el avión con CUALQUIER tarifa, va agotando poco a poco los precios más baratos ¿Me explico? Justo o injusto, así es como lo hacen todas las líneas aéreas a nivel mundial.

¿Entonces, cómo hago para conseguir boletos a buen precio?

  • Cuando salen los especiales, debemos leer bien las regulaciones para ver en qué fechas aplican y si incluye algunos períodos de temporada alta. Debemos tomar en cuenta que aunque aplique, si los aviones ya están algo vendidos con otros pasajeros, aunque no estén llenos, lo más probable es que la tarifa en especial no esté disponible en una fecha específica. Eso es porque la aerolínea sabe que con tal de pasar Navidad con mi hermana, yo estoy dispuesto a pagar un poco más que en otra época.

 

  • Para temporadas altas, lo mejor es sacar los boletos con millas por lo menos 11 meses antes de la salida. Los salvadoreños a veces dejamos todo a última hora. Si sabemos que queremos pasar Año Nuevo con nuestra hermana en Buenos Aires, entonces en febrero debemos estar tramitando boletos con millas para DIC/ENE. El espacio para boletos con millas es lo primero que se agota en un avión.

 

  • Para las temporadas altas, el mejor momento para comprar es cuando acaba de pasar una de esas temporadas. Por ejemplo… Semana Santa se debe comprar entre NOV/DIC y máximo enero. ¿Porqué con tanto tiempo? Porque un mes antes, ya los aviones estarán a la mitad de su ocupación y la tendencia de precios será hacia arriba y no hacia abajo. Para Navidad, el mejor momento para comprar es ABR/MAY/JUN. Ya en julio ya se está tarde. En OCT/NOV es cuando más caros van a estar los precios de los boletos para Navidad. Recuerden: oferta y demanda.

 

  • Para las temporadas bajas, el boleto se compra en el momento que se anuncia el especial. Si escuchamos que Lima está a USD $215.00 ida y regreso, en ese mismo momento planificamos fechas y tratamos de comprar. Pero acá recordemos… No es que vayamos a encontrar espacio en esas tarifas para las fechas que nosotros queremos. Las tarifas están ahí porque la aerolínea quiere subir su ocupación en días específicos. En ese sentido, uno debe tener flexibilidad y acomodarse a las fechas disponibles.

happy family at airport taking self portrait with smart phone at airport

  • Nunca se den el cuento en temporada alta, al ver que el especial no aplica para sus fechas de viaje y que el boleto está en USD $1500.00, de “voy a esperar a que baje o que salga otro especial”. Los especiales jamás los pondrán en temporada alta a menos que uno esté dispuesto a viajar en transatlántico para un 31DIC y pasar el Año Nuevo en el avión.

 

  • El famoso “no tengo el dinero en estos momentos y mejor me espero a otro especial”, también se va a traducir en que no van a encontrar otro especial. Es mejor recurrir a herramientas como Tasa Cero de tarjetas de crédito para pagar en cuotas o canjear los puntos de tarjeta de crédito por dinero que se pueda abonar a la compra del boleto.

 

  • Otra cosa importante, sobre todo al viajar por Europa. Siempre me dicen: “Quiero comprarlo al punto más barato y de ahí comprar boletos internos o irme en tren”. Esto funciona si se hace con 10 a 11 meses de anticipación. Si se hace a última hora y en temporada alta, pueden terminar pagando más y en su mente creer que tuvieron un buen negocio. Siempre es bueno ver el panorama completo de todo el viaje. Si queremos ir a 5 lugares diferentes, pues lo mejor es enumerar todos los lugares al momento de cotizar y así ver si se pueden aprovechar paradas intermedias. Algunas líneas aéreas europeas permiten paradas gratuitas en París, Madrid o Amsterdam. Si eso está dentro de nuestros planes, ¿porqué no sacar provecho de ello?… Olvídense del tren si quieren viajar entre París y Roma, a menos que quieran pagar 350 dólares por un tren de 16 horas en vez de USD 125.00 por una aerolínea de bajo costo con todo y maleta chequeada.

 

  • Por último… Yo tengo herramientas profesionales, ustedes no. ¿A qué me refiero con eso? A veces buscar un espacio en especial es como buscar una aguja en un pajar. Yo tengo acceso a ver todo lo que he descrito y saber cuándo hay espacio o no en las tarifas en especial. Si ustedes lo hacen por Internet lo único que pueden ver es si les da la tarifa o no. Así que con un profesional es más fácil hacerlo. Solo que ojo, jamás va a ser más barato que si ustedes mismos lo hacen en Internet, ya que yo como profesional, así como toda la industria de viajes incluyendo la misma línea aérea en su Mostrador de Boletos, les va a cobrar un cargo por servicio el cual paga nuestro tiempo, nuestro conocimiento, nuestra experiencia y el seguimiento cuando hay problemas. Aunque no les voy a negar, a veces con la agencia tenemos tarifas negociadas más baratas que si se compran por Internet, sobre todo a algunos destinos regionales.

Ahora ya saben un poco más al respecto. Traten de aplicarlo cuando quieran comprar boletos en una próxima ocasión y luego me cuentan!