Muchas veces me preguntan cual es la diferencia de mi Taller de Diseño de Viajes versus una Agencia de Viajes tradicional. 

La respuesta es simple: Mi enfoque está en los recuerdos que obtendrán del viaje que van a realizar. Mi idea radica en que un viaje es una experiencia de vida y hay factores que marcan la diferencia en cualquier viaje que uno haga. Diseñar un viaje implica facilitar todo lo necesario para poder crear esa experiencia que se convertirá en historias, recuerdos y tesoros en las vidas de las personas.

Tomemos como base un viaje hacia París, la Ciudad Luz.

Una agencia de viajes tradicional les podrá vender el hotel, traslados y posiblemente algún tour.

Yo me enfoco en buscar cual es el hotel más adecuado dentro de la ciudad para que puedan caminar y tener una maravillosa experiencia de viaje. Buscar de qué forma es más conveniente ir del aeropuerto al hotel y viceversa, pero además organizar una agenda de actividades día a día para poder sacar el máximo provecho de una ciudad tan romántica como París.

Estas son algunas de las actividades, entradas y eventos que puedo coordinar para su viaje por la Ciudad Luz:

  • Seleccionar el alojamiento adecuado para su estadía
  • Coordinar servicio de traslados privados o compartidos desde y hacia el aeropuerto
  • Tramitar entradas en acceso prioritario para que no tengan que hacer cola en los sitios más populares: Museo de Louvre, Torre Eiffel, etc.
  • Coordinar cruceros por el Sena con copas de champagne o bocadillos dulces o salados.
  • Ordenar un picnic con vino, quesos, jamones, ensaladas, bagette y agua para pasarlo a buscar y poder almorzar en el Campo de Marte bajo la Torre Eiffel.
  • Hacer reservas en restaurantes para eventos especiales como cumpleaños, aniversarios, pedidas de mano o sencillamente para celebrar la vida.
  • Coordinar visitas nocturnas al Museo de Louvre con cata de vinos
  • Coordinar espectaculares catas guiadas con un sommelier para descubrir finos vinos franceses y quesos espectaculares
  • Reservar y comprar entradas para el Ballet o la Ópera.
  • Coordinar cenas especiales en castillos cercanos a la ciudad.
  • Coordinar clases de cocina para hacer pasteles o repostería.
  • Reservar tours culinarios.
  • Reservar shows de cabaret con o sin cena en sitios tan populares como el Lido de París o el Moulin Rouge.
  • Coordinar entradas con transporte hacia Disneyland París
  • Reservar paseos del día hacia el Valle de Loira con catas de vino o hacia la región de Champagne para descubrir nuevos espumantes.
  • Coordinar paseos especiales hacia el Palacio de Versalles con guía y acceso a secciones no abiertas al público en general.
  • Paseos del día a Brujas, Bruselas, Londres o Mont Saint Michel.
  • Coordinar paseos de vida nocturna por la ciudad.
  • Ordenar flores y botellas de champaña para la habitación de su hotel.
  • Coordinar almuerzos o cenas en la Torre Eiffel
  • Coordinar cenas románticas en cruceros por el Sena
  • Paseos de compras por el centro de París.
  • Cenas musicales en MontMartre
  • y mucho más….

Esto les dará una buena idea de qué ofrezco a mis clientes en el Taller de Diseño de viajes dentro de la Ciudad Luz.